martes, 30 de septiembre de 2008

de Ernesto y la hermana Muerte






Ernesto no gusta de la hermana muerte. En realidad se trata de algo muy natural, según dicen fuimos hechos para vivir eternamente.... hay en nosotros una cierta sed de eternidad.



Ernesto, vas a morir, quiero hablarte en serio1....

Cuando pienso en la muerte, en realidad son pocas cosas en las que medito... una de ellas la tristeza de mis padres, que creo sería demasiada.. lo otro es todo lo relacionada a la muerte santa, o santa muerte... es decir: saber que voy a morir, no morir de forma repentina, poder asi morir con los sacramentos y en gracia de Dios.. si bien no morir repentinamente, mucho menos morir en el pecado (o con las manos en la masa).... eso se ha transformado en una petición constante y en cierta forma en un temor a la posibilidad real del último hecho.

la hemana muerte llegará, eso si, no está preguntando mi opinión... en lo referente a su llegada, aunque no quiera, me encontraré con ella algún día. En cuanto a su forma de llegar: Dios dispone, ojalá esuche mis oraciones.

cuando Jesús habló de la muerte, fue casi siempre para despreciarla: "el que cree en mí aunque muera vivirá"... "el que cree en mis palabras no probará la muerte jamás".... "resuscitaré al tercer día" .... "no está muerto, está dormido" ... "jóven a tí te digo: lévantate"... sin decir de todos los demás muertos que resucitó y sin hablar de su propia resurrección.

esas promesas de Jesús son un verdadero desafío y alegría para cualquiera.... ahora bien en mi oración he preguntado qué pasará conmigo en el mundo futuro, de qué se trata... lo extraño es que mi espíritu es devuelto al hoy, al presente, a ese Reino de Dios que se construye desde hoy y que está enmedio de nosotros... ese parece ser el real interés de Dios para mí, la construcción de ese reino para hoy, y que, el morir es solo un cerrar y abrir de ojos en la misma y única continuidad de la vida... porque para Él todos viven y los que en Él creen no llegan a conocer la muerte...

vale la pena aproximar el Reino de Dios al presente, y aun el sacrificio también lo vale.... porque es hermoso vivir en su voluntad, en Su Sabiduría, en Su Verdad... por eso vale la pena, aproximarlo en obras y palabras, en la radio, televisión, política... la construcción del Reino de Dios en lo Moral y en lo Sobrenatural es indispensable... no solo lo Moral, ni en reversa... en ambas dimensiones: para mi vida y para los demás.... también para la sociedad....


1 algo asi dijo che guevara, no se si a él aguien alguna vez le habló tan en serio...

1 comentario:

Roberto dijo...

Hermana muerte...para mí es un tema que continuamente reflexiono, más cuando todo está en silencio, antes de dormir, en la meditación diaria. Realidad a la que no puedo escapar, etc., etc., pero en el fondo está la esperanza de la nueva vida, de la verdadera vida...