martes, 13 de marzo de 2007

Blog y Perpectivas

Cosas de Arquitecto

jaja No sé que hago aquí, a mitad de un plano y de su respectiva perpectiva que a insistencia de Majesky (profe de diseño) estoy haciendo a mano, Majesky es un buen profesor, aunque solamente nos dará 5 puntos por estas 15 horas de trabajo y desvelos, justo no será pero la situación es esa y hay que seguir adelante.... si, usando Sketch Up ya estaría lista hace muchas horas (en 30 minutos), a mano llevo 4 horas y tengo la mitad.

¿Y qué papel juega Jesús en esto?

Todo, lo juega todo, de eso estoy seguro, porque lo que yo sea deberá ser directa o indirectamente para estar más con Él y junto a Él... Este es el camino que Él quiso para mí, aunque hay otros mucho mejores y apasionantes en mi propia vida, ser Arquitecto es algo muy pequeño aunque ciertamente necesario por ahora.

Y Majesky, qué pensará, sabrá de este Jesús, no lo sé, ojalá que sí. Sabrá que tiene a un amigo del Rey de Reyes en su clase? mmm... no tan así supongo, pero es mejor que no, o sí?... yo diría que sí y no, total tarde o temprano lo sabrá aunque no sé hasta qué punto lo comprenda. Total no estoy en este mundo para ser comprendido ni para usar mis influencias de Arriba, al contario, estoy para comprender, para amar y para servir, porque la nobleza del Reino de Dios se distingue y es muy superior a la de acá... "Mi reino no es de acá" decía Jesús, " ¿Entonces eres rey? " Contesta Pilatos "Tú lo has dicho" contesta Jesús. En realidad no solo soy amigo, mucho más que eso, además soy Príncipe en ese reino, hijo del Altísimo, que es en Sí Rey. "su alteza Real el príncipe Ernesto"... pero como dije antes, la nobleza del reino de Dios se distingue y es muy superior a la de este mundo. Se distingue sobre todo por el Amor, amar, no esperar a ser amado para amar y en consecuencia: habrá mayor felicidad en dar que en recibir, en amar que en ser amado.

2 comentarios:

Elinge dijo...

Hola Ernesto:

"no esperar a ser amado para amar", amar sin esperar dándolo Todo sabiendo recibir poco o nada, pero donde se alcanza la Misericordia es Dando, Amando, sabiendo que el amado no lo merece, amar a quien nos odia, esto Libera, como perdonar a quien nos hace daño, esta dimensión que es nuestra, un acto de nuestro corazón contra,tal vez, nuestra propia razón o justicia humana, es entrar en la Paz y la Gloria de los Hijos de Dios que hacen llover y salir el sol para todos sus hermanos. Magnífica entrada en perspectiva con el punto de fuga en la Eternidad.

Lord´s Sword dijo...

Lo que dices no necesita comentario, es suficiente en sí mismo. Saludos