jueves, 2 de junio de 2011

basado en "dos banderas" - Ignacio de Loyola


corre y se esconde veloz
pues este no quiere tu luz
no quiere ser visto ni oído
no desea así ser querido...

le ofrecerás esos tus dones fallidos
(ante ellos están los hombres rendidos)

que no es suyo afán el tenerte
ni abrazarte y mirarte, y amarte
que no quiere escuchar tus latidos
ni así enamorarse perdido

1 comentario:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Ernesto, te felicito por tan lindo poema, espero que estés bien.
Te recuerdomucho.
Con ternura
sor.Cecilia